Skip to main content

Samuel Gili Gaya: la pedagogia incontestable: Real Academia Española

Samuel Gili i Gaya: La cadira K

Samuel Gili Gaya (1892-1976) va ingressar a la RAE el 21 de maig de l’any 1961 a la RAE (silla «K»).

Discurs pronunciat el dia d’acceptació del seu nomenament. Títol: "Imitación y creación en el habla infantil"

Gili Gaya i la Real Academia Española

«Como buen integrante de la Escuela Española de Lingüística, Gili Gaya abarcó ámbitos como la filología, la lingüística, la crítica y la historia literaria y la pedagogía. Dentro de estos campos, su dedicación se repartió entre la lengua castellana y la lengua catalana», destaca Neus Vila Rubio. Comenzó a escribir en la Revista de filología española en 1918 con el artículo «Algunas observaciones sobre la explosión de las oclusivas sordas». Asimismo, colaboró en el Boletín de la Biblioteca Menéndez PelayoÍnsulaEstudis Romànics (en catalán), Ilerda y en la Nueva revista de filología hispánica.

Considerado un académico «de conducta silenciosa y recatada, que pasó por la vida académica laborando infatigablemente» —según escribió Zamora Vicente (1999, 2015)—, Gili Gaya formó parte de las Comisiones de Diccionarios, de Vocabulario Técnico y de Gramática. En 1964 participó en el IV Congreso de Academias, celebrado en Buenos Aires; compuso la Ortografía, presentada en el V Congreso  de Quito en 1968; y a principios de 1969 recibió el encargo de redactar la Sintaxis del Esbozo de una nueva gramática de la lengua española.

Real Academia Española

La RAE, cuyo principal precedente y modelo fue la Academia Francesa fundada por el cardenal Richelieu en 1635, se marcó como objetivo esencial desde su creación la elaboración de un diccionario de la lengua castellana, «el más copioso que pudiera hacerse». Ese propósito se hizo realidad con la publicación del Diccionario de autoridades,editado en seis volúmenes, entre 1726 y 1739, y en cuyos preliminares se incluye una sucinta historia de la corporación.

En 1715 la Academia, que en sus inicios contaba con veinticuatro miembros, aprobó sus primeros estatutos, a los que siguieron los de 1848, 1859, 1977 y 1993. La Orthographía apareció en 1741 y en 1771 se publicó la primera edición de la Gramática.

A lo largo de sus trescientos años de historia, un total de treinta directores han regido los destinos de la RAE, aunque dos de ellos —Ramón Menéndez Pidal y José María Pemán— repitieron en su cargo en dos períodos diferentes de sus vidas.

Instalada en su actual sede académica de la calle madrileña de Felipe IV desde 1894, la institución ha ido adaptando sus funciones a las exigencias y necesidades de la sociedad de su tiempo. Los estatutos vigentes, aprobados en 1993, establecen como objetivo fundamental de la Academia «velar por que la lengua española, en su continua adaptación a las necesidades de los hablantes, no quiebre su esencial unidad». Este compromiso se ha plasmado en la denominada política lingüística panhispánica, compartida con las otras veintidós corporaciones que forman parte de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), creada en México en 1951.

Opinions

<<El més productiu de la seva tasca com docent es va desenvolupar a l’Institut Escola de Madrid i al Centre d’Estudis Històrics (CEH) on va formar part del grup col·laborador del filòleg, Ramón Menéndez Pidal>> Alonso Zamora Vicente, membre de La Real Academia Española (1999, 2015).

En el Diccionario biográfico español (2001), en el CEH, << va començar a col·laborar en el Laboratorio de Fonética, dirigit per Tomás Navarro, on va tenir el seu primer contacte amb la fonètica experimental>>. També va treballar en el Tesoro Lexicográfico (1492-1726), projecte que, segons idea del filòleg, Menéndez Pidal, consistiria en reunir el màxim nombre de vocables de l’espanyol registrats als diccionaris i glossaris de l’època clàssica anterior a l’edició del Diccionario de autoridades >>. Neus Vila. Vicerectora Universitat de Lleida.

<<Col·laborador exemplar, model de tothom en puntualitat, constància i perfecció en el treball, així com en una extrema i generosa cordialitat>> Rafael Lapesa. membre de La Real Academia Española (silla K).

Homenatge a Samuel Gili i Gaya

Homenaje a la memoria de don Samuel Gili Gaya en la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 12 de febrero, 1992 (Fernando Lázaro Carreter de la Real Academia Española)

<<…Volvió don Samuel a su Tesoro Lexicográfico y al Diccionario Histórico, hasta que la Academia lo llamó, en 1968, como he dicho, para suceder a don Gregorio Marañón. Y con una finalidad muy determinada: la de confiarle la elaboración de los capítulos de Sintaxis en el Esbozo de la Gramática que se proponía publicar; don Salvador Fernández Ramírez tendría a su cargo la Fonología y Fonética y la Morfología. Ya entonces nuestra amistad era estrecha, y se afirmaba en mis espaciadas visitas a la Academia, y en otros inolvidables encuentros, alguno en su Lérida natal. No era sólo de filología de lo que hablábamos: hacíamos generoso intercambio de chistes políticos, como buenos coleccionistas que éramos.

Nuestra última coincidencia se produjo con mi ingreso en la Academia, cuatro años después que él, cuando ya el Esbozo de la Gramática estaba terminado, y aún me cupo el honor y la alegría de formar parte de la delegación que lo presentó poco después en el Congreso de Academias de Caracas de 1972. Ese volumen fue la muestra del talento y de la abnegación con que hombres del saber de don Samuel y don Salvador consagraron su esfuerzo desinteresado a una tarea anónima, con un sentido emocionante del deber, y un ejercicio admirable de la humildad, tan consustancial con el espíritu de ambos>>. 

Llicència de Creative Commons
Aquesta obra està subjecta a una llicència de Reconeixement-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons